Tutorial SEO para principiantes: guía simple en 7 pasos

image_pdfimage_print
¿Quieres meterte en el tema del SEO pero te asus­tan los tér­mi­nos téc­ni­cos y los con­cep­tos com­ple­jos? Este ami­ga­ble artícu­lo te guiará a través de todo lo que nece­si­tas saber para empezar a posi­cionarte en Google.

Uno de los gajes del ofi­cio en la indus­tria SEO es que la gente siem­pre me pre­gun­ta algu­na variación de esta pre­gun­ta:

“Así que… He escucha­do hablar sobre esto del SEO y que sería bueno para mi nego­cio. ¿Por qué?”

En este tiem­po he per­fec­ciona­do mi dis­cur­so:

“Cuan­do eres bueno hacien­do SEO, tu sitio web aparece en la primera pági­na de Google”.

Usual­mente me respon­den: “Ah eso es genial. ¡Lo quiero!”

Es tan sim­ple como eso, y sí ¡es genial!

Cuan­do empecé a apren­der SEO, esta­ba casi ater­ra­da por tér­mi­nos como crawlers, back­links, anchor text, nofol­low y fol­low, white hat y black hat… La lista sigue.

Parece que la indus­tria está pla­ga­da de jer­ga téc­ni­ca y con­cep­tos com­ple­jos, al pun­to de que las per­sonas tienen que esforzarse por enten­der qué se nece­si­ta hac­er.

¿Te sue­na cono­ci­do? Si es así, estás en el lugar cor­rec­to.

Te prepararé para tus primeros pasos en SEO, con expli­ca­ciones y lengua­je que sea fácil de enten­der.

¡Empece­mos a rankear! Pero primero, antes de empezar…

¿Qué son los motores de búsqueda?

¿Qué es tan impor­tante sobre Google? ¿Cómo se difer­en­cia de Yahoo y Bing? Además ¿qué tipo de criat­uras son Naver, Baidu y Yan­dex?

Todos son motores de búsque­da.

Esen­cial­mente, lo que hacen los motores de búsque­da es recopi­lar infor­ma­ción y con­tenido de toda la web y guardar­lo en una base de datos.

Según el informe hecho por net­mar­ket­share en noviem­bre de 2018, el 73% de todas las búsquedas se real­izan en Google. En segun­do lugar está Bing, con el 7,91%

Una difer­en­cia casi sor­pren­dente, sí.

Entonces… ¿Qué es especí­fi­ca­mente lo que hace que un motor de búsque­da sea tan difer­ente del otro?

La respues­ta:

Google dom­i­na el mer­ca­do por el gran tamaño de su índice, así como la for­ma en la que cal­cu­la la rel­e­van­cia de una pági­na: es decir, su algo­rit­mo.

En resumen, Google ha demostra­do ser, por lejos, el mejor en respon­der a las con­sul­tas de la gente con el con­tenido ade­cua­do. Actual­mente, es más o menos la for­ma en que todos en el mun­do, excep­to Chi­na, encuen­tran cosas online.

Por supuesto que tam­bién exis­ten motores de búsque­da espe­cial­iza­dos. Naver, Baidu y Yan­dex son ejem­p­los de motores de búsque­da que se diri­gen a mer­ca­dos especí­fi­cos: Corea, Chi­na y Rusia respec­ti­va­mente.

Dato curioso: ¡YouTube tam­bién es un motor de búsque­da!

¿Cómo funciona Google?

Ya sabe­mos quién es el jugador más fuerte; aho­ra nece­si­ta­mos saber cómo fun­ciona.

Aquí tienes una ver­sión sim­pli­fi­ca­da de todo el pro­ce­so de búsque­da, divi­di­da en tres partes: ras­treo, indexación y devolu­ción de con­sul­tas.

O, en un lengua­je sen­cil­lo: encon­trar pági­nas, alma­ce­narlas y luego mostrar­las a quienes hagan las búsquedas.

Imag­i­na que nece­si­tas explo­rar un país descono­ci­do. Empiezas en un pequeño pueblo y mane­jas por la ruta que te conec­ta con el sigu­iente pueblo. Tomas la sigu­iente ruta al sigu­iente pueblo, y la sigu­iente ruta después de esa. Si mane­jas cada ruta posi­ble des­de tu pun­to de par­ti­da, even­tual­mente des­cubrirás cada pueblo.

Así fun­ciona Google, excep­to que los pueb­los son pági­nas web y las rutas conectan­do­los son back­links.

Entonces: Google empieza con una pági­na web. Encuen­tra los links en esa pági­na y los sigue para des­cubrir otras pági­nas. Pos­te­ri­or­mente encuen­tra los enlaces de la sigu­iente pági­na y vuelve a realizar el mis­mo pro­ce­so. Y así, prác­ti­ca­mente encuen­tra casi todo en la web.

¿Y cómo hace Google para lograr­lo?

Usa un pro­gra­ma de com­putación cono­ci­do común­mente como un crawler (ras­treador) para ras­trear, o des­cubrir, pági­nas y links.

NOTA AL MARGEN:

Los crawlers tam­bién son lla­ma­dos “arañas”, porque tam­bién “ras­tre­an la red”.

Con el SEO quer­e­mos hac­er todo lo posi­ble para facil­i­tar­le el tra­ba­jo al ras­treador. Y esto, a su vez, facili­ta que nues­tras pági­nas sean ras­treadas.

Después de encon­trar pági­nas en las red, las arañas extraen datos de ellas y guardan, o “index­an” dichos datos en la base de datos de Google, para después ser mostra­dos en los resul­ta­dos de búsque­da.

Esta es la parte diver­ti­da: las arañas no ven las pági­nas web de la mis­ma man­era que lo hacen los humanos.

Así es como tú y yo vemos el blog de Ahrefs:

Y así es como el bot de Google (el ras­treador web/araña de Google) ve el blog de Ahrefs:

Ese es el tipo de datos que las arañas recopi­lar y guardan: la fecha en que la pági­na fue crea­da, su title y meta descrip­tion, pal­abras clave prin­ci­pales, enlaces hacia ella y enlaces que sal­gan de ella, y otros detalles especí­fi­cos para ese algo­rit­mo del motor de búsque­da.

Inten­ta­lo por ti mis­mo, pien­sa en tu sitio web favorito, ingre­sala a esta pági­na y obser­va cómo se ve para una araña. Bas­tante difer­ente ¿no?

Con el SEO, quer­e­mos ase­gu­rarnos de que los datos que Google indexe luego de ras­trear nues­tras pági­nas sea lo más pre­cisa posi­ble. Esto hace que sea mucho más prob­a­ble que aparez­can en los resul­ta­dos de búsque­da donde nosotros quer­ramos.

Resultados de búsqueda

Cuan­do haces una con­sul­ta de búsque­da en Google, éste bus­ca en su base de datos entre las pági­nas que son más rel­e­vantes para tu con­sul­ta y las pre­sen­ta como resul­ta­dos de búsque­da. Esta rel­e­van­cia está deter­mi­na­da por su algo­rit­mo.

Desafor­tu­nada­mente, nadie sabe exac­ta­mente qué es lo que pri­or­iza ese algo­rit­mo… Excep­to por un fac­tor del que se está uni­ver­salmente de acuer­do:

El número de back­links de cal­i­dad apun­tan­do a la pági­na obje­ti­vo.

Google le da mucho énfa­sis a los back­links como una for­ma de autori­dad y rel­e­van­cia.

Inclu­so como prin­cipi­ante, afor­tu­nada­mente exis­ten muchas for­mas para ade­lan­tarse en el juego cuan­do se trate de back­links. Ver­e­mos más sobre este tema más ade­lante.

¿Cómo optimizo mi sitio web para Google?

Aho­ra sabe­mos que las pági­nas web nece­si­tan ser ras­treadas e index­adas.

Lo que nos lle­va a la gran pre­gun­ta: ¿cómo hace­mos para ayu­dar en este pro­ce­so? ¿Qué es lo que esta­mos opti­mizan­do cuan­do hablam­os de “opti­mización de motores de búsque­da”?

La respues­ta en gen­er­al puede ser divi­di­da en dos cat­e­gorías, a saber: SEO on page y SEO off page.

El SEO on page se tra­ta sobre ajus­tar los ele­men­tos de una pági­na web para que Google entien­da de qué se tra­ta, reconoz­ca qué tan genial es y deci­da que merece estar en la posi­ción #1 en los resul­ta­dos de búsque­da.

(Esto no sucede todo el tiem­po, pero podemos soñar).

Por otro lado, el SEO off page es una man­era ele­gante de decir “con­struye un mon­tón de vín­cu­los para que Google piense que tu pági­na es con­fi­able”.

Gen­eral­mente hablan­do, cuan­tos más back­links ten­gas y de mejor cal­i­dad sean, tus pági­nas serán pri­or­izadas en los resul­ta­dos de búsque­da. Todo esto gra­cias al algo­rit­mo de Google.

No te pre­ocu­pes: no nece­si­tas enten­der todo ya mis­mo.

Aquí tienes un tuto­r­i­al en 7 pasos que puedes seguir fácil­mente y que incor­po­ra los dos ele­men­tos que he men­ciona­do arri­ba.

1. Entiende qué palabras clave está buscando la gente

Las per­sonas bus­can a tu mar­ca o nego­cio de muchas man­eras dis­tin­tas.

Por ejem­p­lo, dig­amos que eres una pelu­quera en San Fran­cis­co. Podrían bus­car “pelu­quera en San Fran­cis­co”, “pelu­quería San Fran­cis­co” o inclu­so, posi­ble­mente, “pelu­quería cer­ca mío”.

Aunque todas las fras­es están armadas difer­ente, están pre­gun­tan­do esen­cial­mente lo mis­mo.

Así que es impor­tante empezar encon­tran­do las for­mas más pop­u­lares por las que la gente te está bus­can­do. De esta man­era, puedes opti­mizar tu con­tenido para aque­l­las fras­es (es decir, pal­abras clave o key­words).

Tienes dos opciones: hac­er con­je­turas y adiv­inar, o uti­lizar her­ramien­tas de inves­ti­gación de pal­abras clave.

Google Trends es una opción bue­na (y gra­tui­ta) que te mues­tra la pop­u­lar­i­dad rel­a­ti­va de cualquier con­sul­ta de búsque­da que ingre­ses.

Una adver­ten­cia: aunque es exce­lente para seguir las ten­den­cias, lo que Google Trends no hace es mostrar el vol­u­men de búsque­da de dichas con­sul­tas de búsque­da.

Mien­tras podemos ver que “San Fran­cis­co hair salon” (pelu­quería en San Fran­cis­co) es clara­mente la ganado­ra aquí; en real­i­dad podría lle­gar a ten­er 4 búsquedas por mes mien­tras que los otros tér­mi­nos obten­gan sólo una. En este caso, ningún tér­mi­no sería con­sid­er­a­do como pop­u­lar.

Aquí es donde entra Ahrefs.

Ingre­sa un tér­mi­no de búsque­da en la her­ramien­ta Key­words Explor­er. Probe­mos, en este caso, con “San Fran­cis­co hair salon” (pelu­quería en San Fran­cis­co).

Mira la fun­cional­i­dad “par­ent top­ic” (tema prin­ci­pal) que toma la primera pági­na del rank­ing para tu pal­abra clave y mues­tra la mejor pal­abra clave que esta pági­na posi­ciona.

Ahí la ten­emos: salón San Fran­cis­co!

Aho­ra que sabe­mos qué búsquedas hace la gente, podemos crear con­tenido en nue­stro sitio alrede­dor de “salón San Fran­cis­co” o mod­i­ficar el con­tenido exis­tente para adap­tar­lo a estas pal­abras clave.

Impor­tante: Las pal­abras clave deberían ser siem­pre elegi­das pági­na por pági­na.

Por ejem­p­lo, si vendes var­ios pro­duc­tos o ser­vi­cios, quer­rás apun­tar a difer­entes pal­abras clave para cada pági­na. Google posi­ciona pági­nas web ¡no sitios!

Además, recuer­da que gen­eral­mente no es una bue­na idea apun­tar cie­ga­mente a tér­mi­nos amplios como “pelu­quera”. No sólo que es una com­pe­ten­cia casi imposi­ble de ganar sino que tam­bién es difí­cil descifrar cuál es la inten­ción de búsque­da.

Lo que nos lle­va a…

2. Crea contenido que la gente que está buscando quiera ver

¿Quieres posi­cionarte para algún tema o pal­abra clave? Entonces nece­si­ta­mos opti­mizar nue­stro con­tenido según la inten­ción de búsque­da.

Esto es lo más genial: no ten­emos que adiv­inar nece­sari­a­mente la inten­ción de búsque­da. Ya que el algo­rit­mo de Google ya está tra­ba­jan­do para servir el con­tenido más rel­e­vante para cada con­sul­ta de búsque­da, podemos usar esto a nue­stro favor. Sólo mira los primeros resul­ta­dos para averiguar qué es lo que la gente está bus­can­do.

Pien­sa en nue­stro tema: pelu­quería.

No puedo descifrar qué es lo que la gente quiere saber miran­do sola­mente este tér­mi­no. ¿Quieren saber sobre téc­ni­cas de pelu­quería? ¿Quieren encon­trar un buen salón?

Podemos chequear esto tipe­an­do el tér­mi­no en Google (ten en cuen­ta que los resul­ta­dos se local­izan automáti­ca­mente en tu país), o en Key­words Explor­er en Ahrefs: sim­ple­mente desplázate hacia aba­jo has­ta “SERP overview” para ver los resul­ta­dos prin­ci­pales para tu pal­abra clave.

Veamos algunos ejem­p­los.

Aquí están los resul­ta­dos para “short hair­styles” (esti­los para cabel­los cor­tos):

Todos los resul­ta­dos son entradas de blog. La inten­ción de búsque­da aquí es clara: nece­si­tas escribir un post si quieres posi­cionarte para “short hair­styles”.

Aho­ra, estos son los resul­ta­dos para “Kore­an hair salon” (pelu­quería core­ana):

Dejan­do de lado el pre­do­minio de Yelp, los salones indi­vid­uales tam­bién se encuen­tran ranke­an­do en los primeros puestos. Parece que eso es lo que la gente quiere.

Final­mente, aquí están los resul­ta­dos para “hair­dress­er” (pelu­quera):

Algunos de los resul­ta­dos son sitios web de salones; otros son entradas de blog. Inclu­so hay una pági­na de Wikipedia. Y las otras son defini­ciones. La inten­ción de búsque­da está en todos lados, así que no ten­emos idea sobre qué están bus­can­do aquí.

¿Recuer­das cuan­do hablam­os sobre cómo no deberías apun­tar a con­sul­tas de búsque­da amplias como “pelu­quería”?

Esta es una prue­ba más: en gen­er­al, cuan­to menos especí­fi­ca es una con­sul­ta de búsque­da, la inten­ción de búsque­da tam­bién es menos clara.

Con­clusión: pasa algo de tiem­po anal­izan­do la inten­ción de búsque­da y asegúrate de dar­le a la gente lo que real­mente quiere ver.

3. Consigue clics con titles atractivos

Hemos habla­do sobre cómo posi­cionar una pági­na para pal­abras clave pop­u­lares. Pero no es que sólo quieres rankear ¿no? De hecho, los usuar­ios además de bus­car deberían hac­er clic en tu pági­na.

Entonces: haz que tus titles (y descrip­tions) sean lo más click­e­ables posi­ble. Haz que tu con­tenido grite CLIQUEAME en los resul­ta­dos de búsque­da!

Mire­mos a los resul­ta­dos de búsque­da en Google para “braid hair tuto­r­i­al” (tuto­r­i­al tren­zas):

Per­sonal­mente, el primer resul­ta­do defin­i­ti­va­mente obten­dría un clic mío. ¿No 1 pero 23 tuto­ri­ales que son cre­ativos Y fáciles de hac­er? Cuen­ta con­mi­go.

Desafor­tu­nada­mente, no hay cien­cia exac­ta para escribir title tags y descrip­tions atrac­ti­vas. Real­mente se tra­ta de enten­der a tu públi­co obje­ti­vo y saber qué les intere­sa, qué les impor­ta, y luego crear un title que los haga quer­er hac­er clic.

Con eso dicho, aquí tienes una bue­na lista de reglas que te ayu­darán a empezar con el pie dere­cho:

Lec­tura recomen­da­da (en inglés): How to Craft the Per­fect SEO Title Tag (Our 4-Step Process)

4. Mantén las URLs cortas y descriptivas

Tu URL podría ser https://www.coffeegrinders.com/2018/01/15/287539884.php

O podría ser https://www.coffeegrinders.com/bialetti-macinacaffe-review/

¿Cuál de las dos incluye las pal­abras clave a la que estás inten­tan­do apun­tar con este artícu­lo? ¿Cuál de las dos tiene más posi­bil­i­dades de obten­er un clic en los resul­ta­dos de búsque­da?

Man­tén tus URLs tan sim­ples y con­cisas como sea posi­ble. La cor­du­ra colec­ti­va de los usuar­ios de bus­cadores en Inter­net te lo agradece.

5. Optimiza tus imágenes

Puede ser un poco tedioso pero asegúrate de nom­brar todas tus imá­genes de man­era apropi­a­da.

Google mis­mo declara: “… el nom­bre del archi­vo le puede dar pis­tas a Google sobre el tema de la imá­gen. Por ejem­p­lo, mi-nuevo-gatito-negro.jpg es mejor que IMG00023.JPG.”

En la mis­ma línea, opti­miza todas tus imá­genes incluyen­do alt tags con descrip­tions.

Este es el tex­to que se mues­tra siem­pre que tu imá­gen no car­gue cor­rec­ta­mente o si el usuario está usan­do un lec­tor de pan­talla.

Así es como se vería:

<img src=”/mi-nuevo-gatito-negro.jpg” alt=”Una foto de mi adorable gatito negro, Mitones”/>

¿Recuer­das cómo aprendi­mos que los ras­treadores no “ven” a las imá­genes en las pági­nas de la mis­ma for­ma que los humanos?

Nom­brar­las ayu­da a Google a enten­der­las mejor.

Esto es lo que está posi­ciona­do en la búsque­da de imá­genes de Google para “bad links” (enlaces mal­os):

¡Este trá­fi­co suma con el paso del tiem­po!

Aquí puse el blog de Ahrefs en nue­stro Site Explor­er y usé el fil­tro SERP fea­tures para poder ver para cuán­tas pal­abras clave están posi­cio­nan­do nues­tras imá­genes.

Site Explor­er de Ahrefs > Organ­ic Key­words > Apli­ca el fil­tro “SERP fea­tures”: mar­ca “Image pack” y “Only link­ing to tar­get”

Es un total de 1.529 pal­abras clave.

Mien­tras que es poco prob­a­ble que sean una gran fuente de trá­fi­co orgáni­co, es trá­fi­co que defin­i­ti­va­mente será bien­venido.

Además, haz lo mejor que puedas para que el tamaño de tus imá­genes sea tan bajo como sea posi­ble. Puedes usar her­ramien­tas gra­tu­itas como Ima­geop­tim y Short­pix­el para hac­er­lo.

Lec­tura recomen­da­da (en inglés): Image SEO: 12 Action­able Tips (for More Organ­ic Traf­fic)

6. Asegúrate de que tu contenido es fácil de leer

En la indus­tria SEO es una gran creen­cia que las señales del usuario influ­en­cian el posi­cionamien­to.

Haz tu may­or esfuer­zo en opti­mizar cues­tiones como tus title tags e imá­genes; pero ten en mente que la expe­ri­en­cia de usuario tam­bién es impor­tante. Si tu con­tenido es difí­cil de leer y com­pren­der, los lec­tores se irán (y con una bue­na razón).

Empieza a usar eti­que­tas <h1>, <h2> y <h3> en tus pági­nas. Pien­sa en ellas como la jer­ar­quía para tu con­tenido, con <h1> sien­do lo más impor­tante (y pre­sente solo una vez por post), y <h2> como sub­tí­tu­lo; <h3> es un sub­tí­tu­lo de <h2> y así suce­si­va­mente.

Aquí tienes un ejem­p­lo de cómo estruc­turar la tit­u­lación:

Colo­ca tu pal­abra clave en las eti­que­tas H1, H2 y H3 estratégi­ca­mente, pero asegúrate de que sue­nen nat­u­rales: evi­ta rel­lenar con pal­abras clave.

Tips adi­cionales para man­ten­er tu con­tenido leg­i­ble:

Nota: Muchos de estos tips fueron toma­dos de nues­tra guía para SEO on page. Puedes pro­fun­dizar sobre el tema allí (en inglés).

7. Consigue backlinks relevantes y de alta calidad

Los back­links son muy, muy impor­tantes.

Empece­mos des­glosan­do un poco el tema. Primero ¿qué es un back­link?

Es un hiper­vín­cu­lo entrante de otro sitio web, o dominio de ref­er­en­cia, a tu pági­na web de des­ti­no. En otras pal­abras, cuan­do otro sitio web se enlaza a ti, te está dan­do un back­link.

Por ejem­p­lo, este es un back­link a la cuen­ta de Medi­um de Ahrefs.

En gen­er­al, cualquier SEO te dirá que cuan­tos más back­links y de mejor cal­i­dad ten­gas, más altas serán tus posi­bil­i­dades de posi­cionar una pági­na y obten­er may­or trá­fi­co.

Los resul­ta­dos de nue­stro estu­dio de casi mil mil­lones de pági­nas web sus­ten­tan esto: encon­tramos una cor­relación lin­eal entre el número de domin­ios de ref­er­en­cia y el trá­fi­co de búsque­da.

NOTA AL MARGEN:

La cor­relación no impli­ca causal­i­dad, lo que sig­nifi­ca que esta no es una evi­den­cia direc­ta de que los links te ayu­den a posi­cionarte en Google.

Entonces ¿cómo puedes con­stru­ir un back­link?

Hay un mon­tón de tác­ti­cas y estrate­gias: posts de invi­ta­dos, detec­tar enlaces rotos, o inclu­so inves­ti­gan­do los back­links de tus com­peti­dores e inten­tan­do replicar algunos.

Back­links hacia backlinko.com, uno de nue­stros com­peti­dores en las SERPs, a través de Site Explor­er de Ahrefs.

¿Sue­na intere­sante? Ten­emos una guía entera sobre cómo saque­ar los back­links de tu com­pe­ten­cia.

Pero para que empieces, aquí tienes una for­ma súper sim­ple de ganar un back­link aho­ra mis­mo; inclu­so tal vez en las próx­i­mas horas.

Obtén links de per­sonas con las que ya ten­gas una bue­na relación.  

Pien­sa en todas las per­sonas con las que ya tienes una conex­ión a través de tu nego­cio: socios, dis­tribuidores, provee­dores, clientes, agen­cias.

Muchas mar­cas enlazan a otras en sus sitios. Sólo nece­si­tas acer­carte y pre­gun­tar.

Back­links que puedes con­seguir si eres provee­dor.

Back­links que puedes con­seguir de aso­ci­a­dos.

Haz una lista de todas las empre­sas rel­e­vantes que podrían darte un back­link y empezar a con­tac­tar­las! Como siem­pre, se gen­til: pre­gun­ta amable­mente y no seas desagrad­able si se nie­gan.

¡Solo eso! Una estrate­gia real­mente sim­ple para con­stru­ir vín­cu­los que puedes inten­tar aho­ra mis­mo. No es tan difí­cil ¿ver­dad?

Obten­er back­links es tan fácil como encon­trar pági­nas web donde tu link agre­gará val­or, y luego lograr que una per­sona pue­da edi­tar esa pági­na para agre­gar­lo.

Con eso dicho, es obvio que ape­nas esta­mos ras­pan­do la super­fi­cie del arte de la con­struc­ción de vín­cu­los.

Algunos lugares donde puedes apren­der más (en inglés): nue­stro tuto­r­i­al fácil de linkbuild­ing, o nue­stro tuto­r­i­al en YouTube de cómo obten­er back­links super rápi­do.

¿Cómo debería empezar?

El SEO es una maratón, no una car­rera de 100 m: estás jugan­do la ver­sión exten­di­da del juego.

No se tra­ta de una opti­mización de una sola vez de cin­co pági­nas exis­tentes y nun­ca volver a ver tu sitio. Ni siquiera se tra­ta sobre plan­i­ficar y crear con­tenido ever­green que te de can­ti­dades con­stantes de trá­fi­co pasi­vo.

En estos días, el SEO pareciera ser todo al mis­mo tiem­po, des­de opti­mizar pági­nas para la leg­i­bil­i­dad del motor de búsque­da has­ta crear con­tenido que con­cuerde per­fec­ta­mente con las necesi­dades de la gente que está bus­can­do algo.

Inclu­so los exper­tos de la indus­tria pare­cen estar de acuer­do con que la defini­ción de SEO está evolu­cio­nan­do en sí mis­ma. Hace un tiem­po, la estrate­gia de SEO más pro­fun­da con­sistía en rel­lenar un post con la mis­ma pal­abra clave para que Google aso­cia­ra dicha key­word con la pági­na.

Clara­mente, esos tiem­pos son parte del pasa­do.

En gen­er­al quer­rás:

Puede ser bas­tante abru­mador inten­tar enten­der todo de una sola vez, así que mi con­se­jo es: no te pre­ocu­pes.

Elige el área que se adapte a tus recur­sos y se alin­ea mejor con tus propias habil­i­dades.

Si tu equipo exis­tente no tiene apti­tudes para la creación de con­tenidos pero le encan­ta el net­work­ing y ampli­ar su red de con­tac­tos, apun­ta a la con­struc­ción de back­links. Empieza con­struyen­do un back­link con cualquier estrate­gia. Después cin­co más. Después apun­ta a veinte.

Para cuan­do deci­das inver­tir en la creación de con­tenido, ten­drás un sitio web con un per­fil de back­links mucho más fuerte y podrás enviar señales de autori­dad a Google.

¡Ya com­pren­des lo esen­cial!

Empieza de a poco y expandete des­de allí. Apren­derás las habil­i­dades nece­sarias y lo resolverás en el camino.

Te toca a ti

Creo que hemos cubier­to todo lo bási­co.

Fue un poco de infor­ma­ción para asim­i­lar; estoy con­tenta de que hayas lle­ga­do has­ta el final.

¿A dónde ir des­de aquí? Te recomien­do mirar otros artícu­los de nue­stro blog para muchísi­mas más estrate­gias en pro­fun­di­dad y casos de estu­dio.

Si te has cansa­do de leer y preferirías cam­biar a video, tam­bién ten­emos muchos tuto­ri­ales paso-a-paso y guías en nue­stro canal de YouTube.

Con suerte, este post te ha dado sufi­ciente infor­ma­ción de fon­do así como con­se­jos prác­ti­cos para empezar tu via­je en SEO. Me encan­taría saber si así fue, y cómo pro­gre­sas de aquí en ade­lante.

Tra­duci­do por Agen­cia Eleven. Des­de Argenti­na, hace­mos que te encuen­tren.

This content was originally published here.

Dejá un comentario