Negative SEO qué es y cómo defenderte del Black SEO

image_pdfimage_print

¿Qué vas a aprender sobre SEO Negativo en este artículo?

Lo primero que debes saber es que NO te voy a dar ejemplos detallados, ni a explicar cómo llevar a cabo ninguna técnica de “Black SEO” o “SEO Black Hat”.

Si buscas un artículo que te enseñe cómo hacer SEO Negativo, éste no es el que estás buscando.

¿Por qué?

Porque dar esa información sería peligroso para todos.

La mayoría de los que “practican SEO” (ya sea “White”, “Black” o el color de moda esta semana) no experimentan: se limitan a copiar lo que hacen o dicen hacer otros.

Por eso no es recomendable mostrar exactamente cómo se pueden llevar a cabo el Negative SEO, ya que empeoraría este problema.

Y entonces… ¿por qué escribo este artículo?

Simplemente porque debes conocer cómo se hace el SEO Negativo.

Para poder identificarlo, y defenderte.

Ah, y tampoco voy a entrar en la discusión de si esta práctica es moral, inmoral, ética o no.

Existe, te puede afectar, y estar informado es tu mejor opción.

¿Por qué existe el SEO negativo?

El SEO, conseguir posicionarte en los primeros resultados de Google, es un negocio. Un negocio muy rentable en algunos nichos.

Y siempre que hay una oportunidad de ganar dinero, hay gente que está dispuesta a “hacer lo que haga falta” para conseguirlo.​

Especialmente cuando en algunos casos hacer SEO Negativo puede ser más sencillo, rápido y económico que hacer “buen” SEO.

Por eso, y porque somos humanos y no respetamos demasiado a los demás, es por lo que existe el SEO Negativo.

De forma muy resumida podríamos definir al SEO Negativo como una serie de ataques destinados a perjudicar tu posicionamiento y tu reputación online.

Y por desgracia, cuando tu web comienza a tener cierta reputación y “molestas” a tus competidores, tarde o temprano te desayunarás con uno o varios ataques de este tipo.​

El SEO Negativo ha existido desde siempre, pero comenzó a hacerse popular después de que Google liberase su actualización “Penguin”, en abril de 2012.​

Esta actualización se centró en penalizar a las páginas que sobreoptimizaban su SEO Off Page

Y de repente algunas cosas que eran buenas para el posicionamiento dejaron de serlo.

Como por ejemplo conseguir muchos enlaces muy rápidamente, con texto ancla exacto, etc.

Por desgracia estas penalizaciones más estrictas, impuestas por Penguin, aumentaron la efectividad del Negative SEO.

Y eso fue debido a que estos factores externos (a diferencia del SEO on Page) se pueden manipular sin tu consentimiento, o conocimiento.​

Por si acaso: el SEO Negativo NO SIEMPRE está detrás de todas las penalizaciones, desindexados, o pérdidas de posicionamiento.

En muchos casos esto se debe a otras circunstancias, y aunque es cierto que este problema existe, no es tan mayoritario como puede parecer.

Sigue leyendo para saber cómo identificarlo y cuales son tus opciones para intentar combatirlo.

¿Es real el SEO Negativo? ¿Funciona?

Para salir de dudas, ya que todavía hoy suele haber algo de controversia en el tema: sí, es real, y le ha pasado por ejemplo a mi amigo Dean Romero.

Y hay una forma bastante gráfica de explicar por qué.

Simplemente responde a la siguiente pregunta:​

¿Si sobreoptimizas tu SEO Offpage, consiguiendo muchos enlaces rápidamente, de sitios “malos”, con un texto ancla exacto, puedes ganarte una penalización de Google?

Si, ¿verdad?

Cualquiera que lleve un cierto tiempo haciendo SEO “de verdad” (no escribiendo sobre SEO, sino practicándolo) ha destrozado, por error o experimentando, alguna página a base de enlaces y textos ancla “equivocados”.

Pues el Negative SEO es eso mismo, pero llevado a cabo por tus competidores.

Un caso real de SEO Negativo: Trendhim

Para entender mejor este concepto y ser conscientes de los problemas que conlleva, he escogido un caso real de SEO negativo dirigido a una empresa danesa.

Todos hemos oído hablar de técnicas de Black Hat SEO, pero son poco los que las han experimentado.

Todos conocemos la teoría al pie de la letra, pero, ¿de verdad seriamos capaz de defendernos de cierto ataque conociendo únicamente la teoría? Probablemente no, y si lo hacemos no tendremos la experiencia suficiente para resolver el problema adecuadamente.

Esto es como las matemáticas: no basta con saber un teorema de memoria, hay que saberlo aplicar a un problema real y llegar a un resultado correcto.

Hasta que no vives en primera persona un ataque de SEO negativo ​no sabes a lo que te estás enfrentando.

Por eso, como es mejor prevenir que curar, hoy te traigo la historia real de SEO Negativo que Sara López ha accedido a contarnos en primera persona 🙂

Te dejo con ella, sigue leyendo porque merece la pena:

Hola, soy Sara López, Marketing Manager en Trendhim, y te voy a contar de primera mano mi experiencia como víctima de un ataque de Black Hat SEO.

Como toda empresa que se preocupa por sus ventas, revisamos semanalmente nuestros indicadores de rendimiento habituales.

En nueve años, nunca nos hemos llevado una sorpresa, hasta el verano del 2016, un día “caluroso” (a lo danés) de verano.

Nuestro CTR y el número de visitas era razonable, como de costumbre, pero nuestro perfil de enlaces, era un desastre. El número de enlaces era excesivo, y peor aún, el anchor text de dichos enlaces no tenía nada que ver con nuestra empresa – todo era relacionado con pornografía.

Más de 8500 enlaces bajo el término porno enlazaban a nuestra página danesa, manipulando los algoritmos de Google y destrozando todo nuestro trabajo – haciendo creer a Google que nuestra página era pornográfica.

Y así fue, el término porno no es concretamente un término que agrade mucho a Google, y así nos lo demostró. Nuestros rankings cayeron de manera disparatada y con ello nuestras ventas y nuestro prestigio.

Todos los links iban dirigidos a nuestra categoría de gafas de sol, que afortunadamente no era nuestro punto fuerte, por lo que detectar los links spam fue bastante fácil – todos seguían el mismo patrón.

Todos los enlaces provenían de Rusia, China, Taiwán o Bangladesh, tenían el mismo anchor text: porno y tenían el mismo url de destino.

Visitas y prestigio no es lo único que perdimos en Trendhim, más de 70.000 coronas, o lo que es lo mismo 9.400 euros fueron perdidas por este ataque a pesar de que intentamos defendernos lo mejor posible e invertimos el mayor tiempo posible en volver a hacer de nuestra empresa la que era antes del ataque.

Lo primero que hicimos después de que el pánico convirtiera nuestra oficina de 30 grados en un iglú, fue filtrar los enlaces, estudiar el patrón que se repite y crear una lista con todas las páginas spam.

Para llevar esto a cabo Ahrefs fue nuestro principal aliado, ya que dispone de una herramienta que te permite filtrar enlaces, y nos hizo la vida más fácil. Una vez que teníamos esta lista preparada, se la mandamos a Google utilizando su herramienta de desautorización.

Ahora bien, como ya hemos mencionado anteriormente, Google no tiene por qué ayudarnos en esto.

No es su obligación.

Es por esto que decidimos no quedamos de brazos cruzados e intentamos ser Sherlock Holmes y buscamos una a una las páginas que enlazaban a nuestra web para hablar con los propietarios de uno en uno.

En la mayoría de los casos estos resultaban sorprendidos, sus webs habían sido hackeadas y ni ellos eran conscientes.

Manualmente conseguimos eliminar un gran número de enlaces, pero desafortunadamente no todo es de color rosa, y no obtuvimos respuesta por parte de la mayoría de las webs.

Ahora bien, nosotros éramos primerizos en esto, y se puede decir que perdimos muchísimo tiempo buscando los correos de los propietarios de cada web y redactando los correos, no éramos conscientes de que hay herramientas como Rmoov que hacen eso por ti y te ahorran un tiempo y esfuerzo muy valioso.

Ahora bien, los pasos a seguir para defenderse de cierto ataque no son los mismos en todos los casos, depende del número de enlaces que vayan dirigidos a tu web, el anchor text de estos y la autoridad de la web atacada.

En nuestro caso cometimos algunos otros errores de primerizos como por ejemplo ir a la policía o a nuestra compañía de seguros, pero no sirvió de mucho.

Aparentemente los ataques de SEO Negativo no son un crimen reconocido.

Javier de nuevo, gracias Sara por tu relato 🙂

¿Qué te ha parecido? ¿Alguna vez has sufrido un ataque SEO negativo? Si es así, ¿cuál fue tu experiencia? Háznoslo saber en los comentarios, y si es un caso interesante puedo incluirlo aquí.

¿Realmente te puede perjudicar el SEO Negativo?

Sí.

Si está bien ejecutado puedes sufrir una penalización, ya que Google pensará que estás intentando posicionarte en contra de sus normas.

En términos generales podríamos decir que hay dos tipos de penalizaciones de Google: Manuales y Algorítmicas.

Penalización Manual de Google

Las penalizaciones manuales son las más fáciles de detectar, sobre todo si estás dado de alta en Search Console porque recibirás una notificación explicando qué ha pasado y a menudo con instrucciones sobre cómo actuar.

Por eso es muy recomendable que, si todavía no lo ha hecho, te des de alta en Search Console.

Si buscas tu dominio en Google con el operador “site” (site:tusitio.com) y no te sale nada, cuando antes sí veías páginas de tu sitio, es casi seguro que has sufrido una penalización manual y que Google te han desindexado.

En caso de una sufrir este tipo de penalización (después de solucionarla) puedes pedir una reconsideración a Google y tienes bastantes posibilidades de que te la levanten, o por lo menos que te contesten y te indicaciones de qué hacer.

Penalización Algorítmica de Google

Este tipo de penalización es más compleja, en primer lugar porque no recibes una notificación.

Normalmente te das cuenta de que la estás sufriendo al detectar un descenso acusado de visitantes en Google Analytics, o de Rankings en SERPWoo.

Y en segundo lugar porque, al no poder pedir una reconsideración, la forma de solucionarla se complica mucho.

Tienes que averiguar por ti mismo cuál es el problema, intentar solucionarlo y (en el caso de Penguin) esperar a que el algoritmo se renueve para ver si has tenido éxito 🙁

¿Pero es que Google no te va a ayudar, no es su obligación?

Yo creo, aunque desde luego mi opinión no es compartida, que Google de verdad intenta que los resultados sean los mejores posibles, dentro de sus limitaciones y respetando su propio interés.

Y si te sorprende que diga que Google pueda tener limitaciones a la hora de gestionar los resultados, piensa en los billones de sitios que existen.

Administrar toda esta diversidad es complicado, y es fácil crear un problema nuevo intentando solucionar otro…

¿Y qué es lo que dice Google sobre este tema en sus documentos de ayuda?

“Google se esfuerza por evitar que otros webmasters puedan perjudicar tu ranking o que tu sitio se retire de nuestro índice. Si te preocupa uno de los sitios que enlaza con el tuyo, te sugerimos que te pongas en contacto con su webmaster. Google recaba y organiza información publicada en la Web, pero no controla el contenido de estas páginas.” (origen de la cita)

Es decir: eres tú el que debe hacer todo lo posible por tomar precauciones y defenderte del SEO Negativo, no confíes en que Google dé un paso adelante y te saque del atolladero.

Pero si vuelves a leer la cita verás que Google no dice si existe o no el SEO Negativo.

Aunque lo admite en cierta forma, cuando lees lo que decía sobre este tema hace algunos años (en 2002) en su “Información para Webmasters”:

“Realidad: No hay nada que un competidor pueda hacer para dañar tus rankings o retirar tu sitio de nuestro índice. Tus rankings y la inclusión (en el índice) dependen únicamente de factores bajo tu control como Webmaster, incluyendo opciones de contenido y diseño del sitio. (origen de la cita, en inglés)

¿Qué te parece? Muy diferente de lo que dicen ahora, ¿verdad?

O sea, que sucedió algo (¿Penguin?) que cambió la opinión de Google, y que debemos concluir que el SEO Negativo es una realidad.

Así que presta atención porque vamos a repasar los tipos de ataques de SEO Negativo más habituales, cómo puedes detectarlos, y qué puedes hacer al respecto.​

Negative SEO con Linkbuilding

Ésta es la práctica más habitual del SEO Negativo, y la que se ve más a menudo, como en el caso que comenta Llorenç Palomas.

Aunque por suerte no suele ser la más efectiva, especialmente si tu sitio no es nuevo y tiene cierta autoridad.

Negative SEO con Backlinks de baja calidad y “nofollow”

Es una de las formas más habituales en que se suelen producir ataques, ya que es relativamente sencilla y económica.

Casi cualquiera puede aprender a comentar e insertar enlaces de forma masiva en blogs sin moderar, abandonados, foros, etc.

Si sueles monitorizar tu perfil de enlaces y recibes este ataque verás cientos o miles de enlaces que aparecen de repente.

Afortunadamente la mayoría de sitios no moderados, donde se pueden insertar enlaces de forma automática, incluyen automáticamente el atributo “nofollow” a los enlaces, lo cual anula o disminuye mucho su potencia.

Negative SEO con Backlinks de calidad y “dofollow”

Esto ya es un poco más preocupante, especialmente si los enlaces se crean muy rápidamente, a una velocidad que no es la habitual en tu sitio.

Con este ataque corres el riesgo de que Google piense que estás intentando posicionarte comprando enlaces, y te penalice.

¿Qué puedes hacer?

Una nota importante, antes de pasar al siguiente punto: no te obsesiones con los enlaces “malos”.

Con esto quiero decir que no pierdas el tiempo buscando constantemente enlaces que no te parezcan “adecuados”, y mirando con lupa todos y cada uno de ellos.

Una cosa es sufrir un ataque masivo con miles de enlaces, y otra muy distinta recibir enlaces “malos” de vez en cuando por diversos motivos, entre ellos el Scraping y el Spam.

Todo el mundo los tiene, y es lo natural.

Tener unos cientos de enlaces que provienen del pie de página (footer) de una web “amiga” (algo que ahora Google considera malas prácticas) no es problemático.

Pero si el 75% (por poner un número) de tus Backlinks son de este tipo, entonces sí que puedes tener problemas, porque tu perfil de enlaces está muy descompensando.

Y lo mismo si la mayoría de tus Backlinks utilizan tu Keyword principal como texto ancla: no sería natural.

Simplemente intenta tener un perfil de enlaces “normal”, con suficiente variedad de enlaces “buenos”, “malos”, “follow”, “nofollow”, con anchor “branded”, anchor “neutro”, etc.

Negative SEO con Textos Ancla

Aunque parezca absurdo, el peor ataque de SEO Negativo que puedes recibir es precisamente aquel que simule una estrategia SEO “normal” (pero abusiva o perjudicial a los ojos de Google) que podrías estar llevando a cabo tú mismo.

Por eso es cada vez más importante que, si es que te planteas seguir posicionando a largo plazo, intentes mantenerte lo más alejado posible del SEO que Google considere cuestionable.

Si tu única estrategia de posicionamiento consiste en crear enlaces en blogs abandonados o con Keywords comerciales exactas, es muy fácil que caigas antes un ataque que simplemente amplifique lo que ya estás haciendo.

Enlaces masivos con texto Ancla conteniendo Spam

En ocasiones, revisando tus enlaces con Search Console o Majestic, te puedes encontrar con que de repente el texto ancla de tus enlaces contiene una gran cantidad de Keywords “extrañas” a las que no estás acostumbrado.

Si estos enlaces te apuntan con Keywords que no son habituales en tus contenidos, ni se pueden encontrar en ellos (como todas las relacionadas con el porno, piratería o Keywords en otro idioma) normalmente no deberías preocuparte demasiado.

No es habitual que este tipo de ataque afecte al posicionamiento de tus Keywords “buenas” ni que active una penalización.

Por suerte en la mayoría de ocasiones este tipo de enlaces suele provenir de sitios de baja calidad, y terminan desapareciendo con el tiempo, o son devaluados.

Aún así pueden “ensuciar” tu perfil de enlaces, y si llegan a dominarlo “taparán” las Keywords que realmente te interesan.

Es decir, que tus Keywords Comerciales, tus Keywords de Marca, etc., podrían pasar a ser un porcentaje menor dentro de tu perfil.

Y si lo hacen esto te puede restar autoridad a la hora de posicionar algunas de esas Keywords.

Enlaces masivos con texto Ancla de Keywords Principales o Comerciales

Si eres atacado con una campaña masiva de enlaces “dofollow”, que además te apuntan con las Keywords que normalmente están asociadas con tu sitio… entonces la cosa se pone muy seria.

Porque es posible que al hacerlo tu atacante consiga que se active Penguin.

Y si lo hace, además de desvalorizar todas las Keywords de los Enlaces externos que tenías (tanto buenos como malos) haría lo mismo con las Keywords de tus enlaces internos.

Es decir, Google creería que estás utilizando tus Keywords de forma abusiva en tus Backlinks.

Y en consecuencia anularía el valor o autoridad de estas Keywords, tanto de los enlaces “buenos” que has conseguido como de los “malos” que tu atacante haya creado.

Esto sucede porque el algoritmo Penguin desvaloriza indistintamente todos los enlaces que contengan esas Keywords, por lo que también perderías el valor de tus enlaces internos.

En la práctica esto supone que dejarías de posicionarte por esas Palabras Clave, y que te sería muy difícil volverlo a hacer.

¿Qué puedes hacer?

¿Qué son Keywords de Marca y Keywords Neutras?

Para este blog Keywords de marca serían: “Ninjaseo”, “Javier Marcilla”, “Javier”, “Blog de NinjaSEO”, etc.Y Keywords neutras: “Pincha aquí”, “en este blog”, “aquí”, etc.

Negative SEO con Dominios Tóxicos

Seguro que has leído en alguna ocasión “trucos” o “técnicas” para evitar una penalización “moviendo” tu contenido a otro dominio y redirigiendo el tráfico.

Si lo has intentado descubrirás que la penalización te persigue y que, tarde o temprano, te alcanza en el nuevo dominio.

Al igual que sucede con otras técnicas de SEO Negativo, un adversario puede aprovecharse de este ello para atacarte.

Simplemente tendría que redirigir redirigiendo un domino penalizado al tuyo, con la intención de que la penalización te atrape.

¿Qué puedes hacer?

Negative SEO usando Ingeniería Social

No es fácil conseguir enlaces de calidad orgánicos, ¿verdad?

Y una vez conseguidos te gustaría que se quedaran ahí, bien quietecitos mientras te van pasando autoridad y ayudando a posicionar.

Desgraciadamente eso no gusta a algunos competidores sin escrúpulos, que realizan campañas para intentar que sean retirados.

¿Cómo lo hacen?

Con una de las técnicas más antiguas: la Ingeniería Social, suplantando tu identidad o haciéndose pasar por otros.

Simplemente mandan un email en tu nombre a los dueños o editores de los sitios donde están tus enlaces, y les piden retirarlos porque “Google los ha marcado como Spam” o cualquier otro motivo.

O se hacen pasar por una agencia de posicionamiento que trabaja para ti, y que está “limpiando” o “reestructurando” tu perfil de enlaces”.

Y lo triste es que algunos webmasters pueden llegar a quitar tu enlace sin verificar la procedencia del email…

Otra técnica, que cada vez está más de moda, es crear una gran cantidad de reseñas falsas que hablen mal de tu web y publicarlas en páginas como Google my Business.

Esto consigue dos objetivos: atacar a tu posicionamiento acercándote a una penalización, y dañar tu reputación online.​

¿Qué puedes hacer?

Negative SEO con Contenido Duplicado

Seguro que has leído por algún sitio que el contenido duplicado puede influir negativamente en tu posicionamiento.

Y una vez más este problema puede ser utilizado por tus competidores para hacerte SEO Negativo.

¿Cómo pueden hacerlo?

Simplemente creando copias idénticas de tus artículos y publicándolos en otros dominios.

Cuando hay una gran cantidad de copias del mismo artículo, Google puede confundirse y posicionar otro distinto del original, del tuyo.

Especialmente si el sitio en el que está publicado tiene cierta autoridad y una temática relacionada.

Además, si el atacante consigue indexar su contenido antes de que lo hagas tú, Google puede considerar que tu atacante es el autor original, un robo en toda regla.

¿Qué puedes hacer?

Negative ORM (Gestión Negativa de la Reputación Online)

Como has visto a lo largo de este artículo, todo lo que te afecta positivamente también puede hacerlo negativamente.

Así que, si puedes trabajar para conseguir una buena Reputación Online (ORM), tus adversarios pueden esforzarse por ensuciarla.

Es decir, crear reseñas o publicidad negativa sobre tu empresa o tus productos.

Esto no es muy preocupante si esta “mala prensa” no aparece en las primeras páginas de resultados.

Pero cuando comienza a dominar la segunda página de Google para tus Keywords Comerciales, o de Marca… tienes un problema de reputación.

¿Qué puedes hacer?

Inyección de código malicioso y Parásitos

Ya has visto que un bombardeo con tus principales Keywords como texto ancla puede ser bastante desagradable.

Pero hay otros métodos para hacer SEO Negativo que son igualmente problemáticos.

Espero que algún día no te despiertes para descubrir que en tu perfil de enlaces hay un montón de Backlinks apuntando a una página concreta, con un texto ancla desconocido o directamente negativo.

Por ejemplo: cientos de enlaces que apunten a una página interior de tu sitio web con “viagra”, “forex”, etc.

Cuando esto sucede es posible que tu sitio haya sido hackeado y que lo estén utilizando como un Parásito para posicionar otras páginas.

Una de las estrategias menos conocidas del Black Hat consiste en aprovechar alguna debilidad de tu sitio, e inyectar y ocultar código con enlaces hacia páginas que intentan posicionar.

Es decir, aprovechan la autoridad de tu sitio web (como un parásito) y crean enlaces a la página hackeada con sus Keywords objetivo para aumentar su relevancia.

Y por si no tuvieras bastante con el quebradero de cabeza que supone limpiar todo tu sitio web después de un hackeo, corres el riesgo de que Google pueda bloquear el acceso a tu sitio en los resultados.

Si detecta código malicioso, o piensa que has sido hackeado, Google no se lo pensará y te marcará como un sitio no deseable y esto espantará a tus visitantes.

¿Qué puedes hacer?

Sabotaje y Denegación de Servicio (D.O.S.)

Sabotear tu sitio web, o el hosting donde está alojado, es una de las técnicas más brutales que existen en el SEO Negativo.

Esta “técnica” se llama Denegación de Servicio (D.O.S. en Inglés)

Con ella el atacante intenta que tu sitio deje de estar disponible online, enviando una gran cantidad de tráfico que satura el servidor donde estás alojado, agotando todos sus recursos y tu ancho de banda.

A los ojos del visitante, y de Google, parecerá que tu sitio web está “caído” o que ya no existe.

Y si esta situación se prolonga puedes desaparecer del índice de Google, lo que equivale a dejar de existir.

Y aunque el atacante no pudiera llegar a ese extremo, aún así tus rankings podrían quedar afectados, porque Google podría optar por posicionar sitios que “respondiesen” más rápido que el tuyo.

Por no hablar de las pérdidas ocasionadas por las ventas o contrataciones que no podrían realizarse porque a nadie le gusta interactuar con un sitio lento o que se “cuelga” a menudo.

¿Qué puedes hacer?

Conclusión

Y ahora, cuéntame:​

¿Has tenido alguna experiencia con el SEO Negativo? ¿Lo has sufrido de alguna manera?

BONUS: 5 errores de principiante que no debes cometer en tu web

Evita estos 5 errores y conseguirás un mejor ratio de conversión en tu sitio web. Descarga directa sin dar tu email.

This content was originally published here.

Dejá un comentario